Wednesday, November 07, 2007

"El susurro de la mujer ballena", de Alonso Cueto

Son pocos los narradores que logran superar con su última publicación lo anteriormente presentado. Dicen que esta constante se da con un solo libro, pero cuando esta se repite con tres o cuatro publicaciones, pues no tenemos otra opción que seguir con atención lo que próximamente el autor publicará, sabiendo bien que lo acabado de leer es lo mejor que ha escrito.

Ésta es la sensación que percibo con las novelas del narrador peruano Alonso Cueto desde la publicación de “Demonio del mediodía” (1999), la cual terminó de redondear un ciclo novelístico dedicado a la exploración de las vicisitudes de la clase media limeña. Sin embargo, es a partir de la publicación de “Grandes Miradas” (2003) que la narrativa de Cueto adquiere un vuelo no muy esperado entre sus lectores, como fue el hecho de novelar en tiempo real un capítulo oscurísimo en la historia contemporánea peruana: el fin de la dictadura fujimontesinista. Con este libro él fue el primero en ficcionalizar los enredos de la mafia que gobernó al Perú durante diez años, y el saludo de la crítica y el favor de sus lectores quedaron reflejados en el dictamen de que esa era la mejor novela del autor. La acogida fue tan buena que no tardó mucho en aparecer una edición española a cargo de la editorial Anagrama, la cual fue reconocida por la crítica y permitió la justa internacionalización del autor. Un par de años después se alzaría con el Premio Herralde de Novela, el cual, a razón de muchos, es el que premia las obras basándose exclusivamente en la calidad literaria. Al igual que con “Grandes Miradas”, “La hora azul” fue catalogada como la mejor novela del autor. El tema era también distinto, aunque relativamente emparentado con “Grandes ...”: los años de la violencia política peruana. “La hora azul” lleva a la fecha no pocas reediciones y las traducciones se vienen incrementando considerablemente.

Como ya el lector sabrá, “El susurro de la mujer ballena” fue finalista del primer Premio Iberoamericano Planeta-Casa América de Narrativa 2007. ¿Qué es lo que hace especial a este nuevo libro de Cueto?, pues para empezar: el regreso a la temática que siempre ha sido su gran demonio literario: la conciencia de personajes comunes y corrientes de la tan contradictoria clase media peruana. No mafias dictatoriales. No violencia política. En “El susurro de la mujer ballena” tenemos a una mujer dotada de inteligencia, belleza y éxito laboral llamada Verónica, quien recuperándose de un ataque nos relata en tono casi confidente el reencuentro con una amiga del colegio a quien no ha visto en años, amiga a la que recuerda, principalmente, por su axiomática fealdad y extremada gordura, las cuales siempre fueron motivo de burla durante los años escolares que ambas vivieron juntas. Rebeca es la mujer que permite explorar a Verónica aspectos que asegura olvidados y superados en su vida.

No son pocos los escritores que se han ido contra la pared cuando han intentado recrear el mundo interior femenino, el que es, en opinión de todos, el más difícil de asumir porque se pende siempre de anchos márgenes por los cuales puede echarse a perder todo lo escrito, la trama se va a pique, la voz femenina se corrompe y lo que es frustrante: ya no hay manera de reflotar la historia. No por nada Alonso Cueto es muy conciente de esto, y es por ello que arriesga su relato apelando a diálogos concisos y frases precisas en pos de la tensión narrativa que mantiene al lector, en vilo, hasta la última página.

Como nunca antes la presencia de su admirado Henry James está presente. La introspección del mundo interior es el gran legado del apreciado escritor norteamericano, y esta característica ha estado presente en toda la narrativa de este escritor peruano. Al igual que en sus anteriores libros, hay una constante que reflota en los momentos en los que sus personajes están en un estado límite existencial: la aparición, al azar, de los héroes anónimos que ofrecen una oportunidad de vida, tal y como se ve con el apabullante testimonio de Rebeca al dar cuenta de lo ocurrido en la fiesta de promoción del colegio, el cual tira por los suelos toda la leyenda negra que sus amigas y amigos habían creído de ella a lo largo de los años. Escena premunida de altas cuotas de ternura y desgarro, la cual permite no sólo saber las razones de la búsqueda sincronizada de Rebeca por Verónica, sino que le confiere a la novela de una virtud muy pocas veces vista en la novela contemporánea, la cual no diré porque no soy reseñista descriptivo.

“El susurro de la mujer ballena” es una extraordinaria novela, e irá creciendo en referencia a medida que pasen los años. Lo que tengo muy claro es que Alonso Cueto es el mejor escritor peruano hoy en día, y si nos aferramos a la constante señalada, en cuanto a su producción, pues esta genera en sus lectores una enorme expectativa por lo próximo que vaya a publicar. Lujo que sólo se permiten los escritores de raza y concientes del arduo y placentero oficio narrativo.
Nota: Esta reseña apareció en la edición de octubre de 2007 de la revista española Literaturas.com

No comments:

About Me

My Photo
Lima, 1977. Lector, escritor, crítico involuntario, ex editor, blogger y librero. Autor de la novela "La cacería" y de la serie de antologías de narrativa peruana contemporánea "Disidentes". Mail: gabrielruizortega@gmail.com